viernes, 23 de marzo de 2007

Más desinformación: Una sospechosa “audiencia” papal*

l gobierno inconstitucional de la Argentina ha lanzado una fraudulenta campaña de “reconciliación mediática” con la Iglesia Católica, no obstante seguir manteniendo —y pretendiendo imponer a la socidedad—, sus posiciones prácticas contrarias a la moral, a la Constitución Argentina y a la Religión, en materias tan críticas y trascendentes como la perpetuación, preservación, defensa e integración social de la vida humana en todas sus formas, a todo lo cual se opone con denuedo; y de haber impedido con vías jurídicas ilegítimas, el ejercicio pleno de su apostolado a un obispo —tal vez uno de los poquísimos que merezca verdaderamente ese nombre en la Argentina— al cual todavía hoy mantiene marginado de sus funciones, y de haber emprendido una campaña a nivel nacional contra los medios de difusión católicos, inclusiva de la clausura de alguna radio confesional —acción esta última, a la cual no serían ajenos algunos judas que se llaman “católicos”.

Como un hecho inscripto en este turbio designio, debe recibirse la sorprendente “noticia” de que el actual vicepresidente del inconstitucional gobierno de la Argentina, señor Daniel Scioli, realizara una visita “virtual” a Su Santidad el Papa Benedicto XVI; cuyo acaecimiento es tan sospechoso de ser una tramoya más del gobierno, al estilo de aquella del “secuestrado testigo” Gerez, que ya nadie la cree ni los medios de difusión se preocupan por mantener el infundio.

Dos diarios nacionales prestan a la noticia importante y destacado lugar: La Nación y La Voz del Interior, haciéndose en ambos casos la advertencia de que la fotografía que se acompaña a la nota (y que ofrecemos a Uds. por lo bueno que contiene, si se comprende lo que quremos decir ...), tiene su origen en ... la Presidencia de la república.

Sin embargo, la periodista que 'La Nación' tiene destacada permanentemente en Roma, Elisabetta Piqué, da una versión del episodio completamente distinta a la de la noticia ‘oficial’ que distribuye la oficina de prensa del Gobierno:

Según esa comentarista, cuyo artículo puede leerse aquí, el Papa unicamente consintió en hacer un alto en un desplazamiento en auto para bajarse y dialogar brevemente con el autoproclamado vicepresidente de la Argentina (y anunciado candidato a gobernador en reemplazo del malparido Solá) y con la señorita Karina Rebollini, en el transcurso de un viaje por las afueras de los edificios vaticanos. De ninguna manera se trató de una audiencia, formal o informal, sobre la cual, de haber existido, habrían informado los medios de prensa del Vaticano, ni mucho menos hubo el intercambio de discursos que la noticia quiere dejar sugeridos en la mente de los lectores a todo trance. De modo que deben descartarse, al menos como pronunciadas para esa ocasión, algunas de las palabras que se atribuyen al Papa en esta noticia, aunque no dudamos de la exactitud de su sentido general; en particular, sobre que reza permanentemente por la Argentina. Algo digno de imitar entre nosotros. La versión que da el Diario La Prensa, confirma lo dicho y nuestro presentimiento.

Es en verdad de sinvergüenzas consumados aprovechar al Papa, a su sagrada investidura, para mejorar una imagen ‘mediática’ que ya no tiene arreglo, ni remedio; ni siquiera interviniendo el Papa.

Por lo cual, como un digno remate que muestra la idiosincrasia oficial, debe entenderse la referencia que el ejercitante de vicepresidente dirigiera al Papa, referida a que desde su Gobierno «trabajamos ... para recuperar los valores y la familia». ¡Es increíble el caradurismo de estos individuos, que pretenden haberle dicho al Papa, en la cara, que llevan adelante aquello mismo por cuya defensa se separó al probo y valiente obispo mencionado arriba, del ejercicio de su apostolado!

Estos sujetos han de pensar que somos todos idiotas: en fin, que el ladrón, a todos cree de su condición.



Artículo corregido con posterioridad a su publicación; el autor, que es casi iletrado, tiene casi ningún tiempo para corregir lo que escribe. Y así salen las cosas.


4 comentarios:

Cruz y Fierro dijo...

Estaba constarnado por esa noticia. Pero ahora entiendo por dónde vienen los tiros. Estos individuos que okupan nuestra patria son de lo peor. Muchas gracias por compartir este descubrimiento y por las reflexiones que lo acompañan.

Ludovico ben Cidehamete dijo...

El peor descubrimiento que harán nuestros lectores, caro Cruz y Fierro, será que el envío comentado ¡tiene la fecha adelantada! Descubro ahora que su comentario es de hoy, 22 de marzo, pero el "post" es del día 23. Me equivoqué ... ¡governo ladro! (No sé si será lógico, pero es verdadero ...)

Muret dijo...

Estimado Ludovico: Mirando la foto, enseguida uno puede darse cuenta que la "audiencia" no existió, salvo que Su Santidad lo haya llevado a pasear al motonauta por la Plaza San Pedro.
Me hace acordar a la famosa "Audiencia" que tuvo la esperpéntica cerda Bonafini hace unos años, cuando se puso (a los codazos, me consta porque un amigo recibió un golpe fuerte de la cerda para poder acercarse al Papa) en la primera fila de la audiencia general y el Papa pasó al lado suyo (entre 300 personas) y ahí nomás le sacaron la foto.
Me río pensando las vuelta que tuvo que dar el fotógrafo oficial para tratar de ocultar el resto de la gente alrededor del motonauta y dar la impresión de "audiencia" al encuentro. Je.
Pulitzer para el fotografo!!.
Saludos

Soldado Romano dijo...

SALUDOS

Y RESANDO POR TU LABOR